Recibir Newsletter

NISSAN LEAF

El Leaf es un automóvil totalmente eléctrico. La vinculación con la movilidad eléctrica de Nissan viene de lejos.

El año 1947, en un Japón en plena postguerra, con gran escasez de petróleo, un grupo de ingenieros aeronáuticos diseñaron el Tama, un pequeño coche con motor de 3,5 kW de potencia, equipado con baterías de plomo y ácido de 36 V, capaz de alcanzar los 35 km/h y con una autonomía de 65 km, que en pruebas superó los 96 km. Se fabricó hasta 1950 y su principal utilización fue como taxi. La empresa fue absorbida por Prince Motor que con posterioridad se fusionó con Nissan.

Tama, el ancestro de los eléctricos de NissanTama, el ancestro de los eléctricos de Nissan

Actualmente los vehículos eléctricos e híbridos, utilizan baterías de ión litio, que fueron desarrolladas por Sony en 1990. Nissan fue la primera en utilizarlas en un automóvil que se comercializó: Prairie EV de 1996 del que se vendieron unas 30 unidades, principalmente a flotas.

El Leaf es el primer automóvil eléctrico de Nissan de gran serie. La firma ha apostado fuerte por los vehículos eléctricos, dando solución al problema de la recarga de las baterías. El coche se puede recargar desde un enchufe doméstico, en estas condiciones tarda entre 7 y 8 horas para una carga completa.

Estación de carga rápida / Recargando baterías en casaEstación de carga rápida / Recargando baterías en casa

En una estación de carga rápida el tiempo se reduce a media hora para el 80% de la capacidad de las baterías. Nissan ha distribuido varios miles de estas estaciones en Europa, y el vehículo indica las más próximas al lugar donde se encuentra.

La autonomía en condiciones idóneas se eleva a los 175 km, en uso cotidiano es aconsejable no prever recorridos superiores a los 120 km, con lo que nos quedará una reserva de 20 km para estar tranquilos. La autonomía, o el consumo de electricidad, varían notablemente con el uso y la velocidad.

Penalizan los trayectos en autovías y autopistas a 120 km/h, que el Leaf supera con facilidad; también acusa las subidas, pero como a estas le sigue un descenso, gran parte del consumo extra de las primeras se recupera en las segundas. Los tramos urbanos, con paradas y arrancadas frecuentes no afectan notablemente a la autonomía, gracias a su sistema regenerativo de electricidad en las frenadas y reducciones.

Desde la pantalla central se puede controlar el consumo / Pantalla superior con el arbolito de la eficiencia junto al velocímetroDesde la pantalla central se puede controlar el consumo / Pantalla superior con el arbolito de la eficiencia junto al velocímetro

Siempre y cuando se sea prudente con el acelerador, este Nissan es sorprendentemente nervioso, y acelera enérgicamente, pero el consumo lo acusa. Para facilitar una conducción eficiente, en la pantalla frente al conductor, junto a la indicación digital de la velocidad, aparece un arbolito que evalúa esta característica.

La pantalla frente al volante nos indica, entre otros, la carga restante y la autonomíaLa pantalla frente al volante nos indica, entre otros, la carga restante y la autonomía

Normalmente el consumo se sitúa entre 0,18 y 0,15 kW/km. Ojo con el climatizador que puede restar fácilmente un 20% de la autonomía.

Para su construcción se utiliza la plataforma EV, específica para los vehículos eléctricos, de 2,69 metros de batalla. El motor eléctrico y el reductor están ubicados delante, mientras que la batería laminada de ion litio está debajo del piso, beneficiando la habitabilidad, aunque la altura del asiento posterior con relación al suelo del vehículo es escasa.

Plataforma EV / Pack de bateríasPlataforma EV / Pack de baterías

La conducción es sumamente sencilla, solo hay que actuar sobre el pomo de la consola central, que ocupa el lugar habitual de la palanca de cambios, para seleccionar marcha adelante o atrás, y pisar el pedal del acelerador.

El Leaf responde inmediatamente, con suavidad, las aceleraciones son muy progresivas, no hay cambio de marchas, se va de 0 a 145 km/h solo accionando el acelerador.

Palanca de cambiosPalanca de cambios

El Leaf no es un deportivo, ni lo pretende, al contrario, invita a una conducción relajada y eficiente, su comportamiento dinámico se ajusta a estos parámetros, con un buen compromiso entre el confort y la estabilidad.

La marcha es muy silenciosa, para prevenir a los peatones de su presencia emite un zumbido desconectable, que evoluciona de bajo, 600 Hz, a agudo, 2.500 Hz, en función de la velocidad, que se silencia a partir de los 30 km/h.

El interior es suficiente para que cinco adultos viajen con comodidad, incluso mejor que otro turismo de sus mismas dimensiones, dado que un motor de combustión ocuparía mayor espacio en la parte delantera.

FICHA TÉCNICA:


Artículos relacionados:
UN DÍA DE RUTA CON KILIAN JORNET
NUEVO MULTIVAN THE ORIGINAL
PRUEBA DS 3 PERFORMANCE LINE
CITROËN C3, UN URBANITA CON CARÁCTER
PRUEBA AUDI A4 ALLROAD, LLÉVATE LA CARAVANA
BMW X5 XDRIVE40E, UN PASO POR DELANTE
SEAT ATECA, LLEGA PARA QUEDARSE
LOTUS EVORA 400, AGRESIVIDAD ABURGUESADA
DS 4 CROSSBACK, UN AVENTURERO CON CLASE
PRUEBA BMW X6 30d INDIVIDUAL

Contacto | Aviso Legal