Recibir Newsletter

PRUEBA DS 3 PERFORMANCE LINE

Probamos el nuevo DS 3 PureTech 110 CV EAT6 con el equipamiento Performance Line, un kit estético que incrementa el carácter deportivo mediante detalles en su carrocería que rinden homenaje al modelo más deportivo de la família el DS Performance

El ser humano tiene la incesante necesidad de diferenciarse, o eso parece si observamos la enorme oferta de vehículos disponibles en el mercado. Muchos piensan que no hacen falta tantas opciones pero las marcas tienen la firme convicción de que la personalización y la individualización de los modelos es un pilar fundamental para la venta. Bajo esa premisa presentó DS su nueva Pefromance Line, un acabado semi-deportivo para contentar a los clientes que buscan un toque racing en su coche premium del día a día. Disponible en toda su gama, del DS3 que probamos al DS5 pasando por el DS4, este kit estético incrementa, aún más, las posibilidades de tener un coche a tu medida.

Detalles que le identifican como Performance Line.Detalles que le identifican como Performance Line.

Hemos podido probar a fondo el DS3 Performance Line, ese modelo urbanita y sofisticado que nos alegrará el día con su diseño extravagante y un comportamiento dinámico muy interesante. A nivel exterior los cambios respecto al modelo de serie son mínimos pero determinantes para aportar un carácter más 'gamberro' sin perder el toque de clase. El paquete compartirá elementos en todos los modelos como la carrocería bitono, las llantas específicas negras con el centro en rojo carmín (de diferentes pulgadas), anagramas identificadores y un asiento tipo baquet de cuero y Alcántara.

Nuestra unidad en concreto lucía un color amarillo muy chillón que combina a la perfección con el techo y las llantas en negro y los stickers de los retrovisores y el alerón. Por lo demás no hay cambios a la vista excepto por los anagramas Performance del frontal en color rojo carmín, dorado y blanco. En su interior los identificativos se encuentran en el respaldo de los asientos, las alfombrillas y las puertas, poco más. Como viene siendo habitual en la marca premium del Grupo PSA los plásticos duros rebajan de cierta manera la calidad percibida en su interior pero mejora con el equipamiento Performance y el tejido Alcántara de sus asientos.

En cuanto al equipamiento tecnológico el DS3 Performance Line cuenta con una pantalla táctil de 7 pulgadas con conectividad Android y iOS. ¿Lo mejor de sus ayudas a la conducción? Que el Control de Crucero se activa rápido y sin complicaciones.

Se trata de un compacto urbanita, con una buena dosis de diseño francés y un toque “femenino” que convencerá a más de una al sentarse frente al volante. La posición de conducción está pensada para una persona de tamaño pequeño, con los pedales muy próximos y poco espacio para las piernas. El asiento tipo baquet sorprende por su agarre. Un detalle que suele pasar desapercibido para las marcas es que, por lo general, las conductoras ocupan menos y la fijación es casi nula. DS lo solventa con un asiento más pequeño, incómodo para grandes dimensiones pero aceptable para las más pequeñas.

El copiloto, en cambio, cuenta con mucho espacio para las piernas así que no habrá problemas. Su espacio en las plazas traseras no es sobresaliente y más bien se reduciría a un coche de 4 personas para poder viajar cómodamente. El maletero de 285 litros de capacidad es de los más grandes de su segmento y gracias a sus formas acoge sin problemas las maletas para unas vacaciones de carretera y manta.

MOTOR

El Performance Line es un paquete estético por lo que no afecta a las motorizaciones. En nuestro caso un PureTech 110 CV gasolina que destaca por un consumo contenido menor a los 6 litros a los cien kilómetros de media y un silencio sorprendente pese a ser un tres cilíndros. Este propulsor, que puede parecer corto, es más que suficiente para poder divertirse en una carretera de curvas y el bloque ideal para circular por la ciudad sin que tu bolsillo se resienta o sientas que circulas cual tortuga.

El cambio automático EAT6 que monta nuestra unidad no es el mejor del mercado, totalmente cierto, pero ha mejorado notablemente su transición entre marchas respecto a la generación anterior. Durante la circulación urbana no necesitarás más y cuando requiera de un manejo más deportivo puedes recurrir a su opción secuencial para poder demandar al motor cuando y como quieras. Incluso con algún petardeo divertido. Pese a que el motor no es el más deportivo de la gama su chasis permite disfrutar de una conducción ágil entre trazadas y los neumáticos Michelin Pilot Sport 3 (puede que demasiado para este modelo concreto) aseguran un agarre total al asfalto y te darán mucho margen.

Las ópticas tienen el anagrama patentado por DS.Las ópticas tienen el anagrama patentado por DS.

El dato negativo de este vehículo se lo lleva el precio. Con un coste de salida de 23.380 euros para el DS 3 Performance Line es difícil que rivalice a cara de perro con modelo tan asentado en el mercado como un Audi A1. DS acaba de llegar a nuestras vidas como firma premium y es complicado que a estas alturas este al nivel de los clásicos de nuestra carretera, por eso esperamos que poco a poco extraiga la experiencia necesaria para trasladar su belleza exterior e interior a todo el conjunto.

FICHA TÉCNICA:

Artículos relacionados:
UN DÍA DE RUTA CON KILIAN JORNET
NUEVO MULTIVAN THE ORIGINAL
CITROËN C3, UN URBANITA CON CARÁCTER
PRUEBA AUDI A4 ALLROAD, LLÉVATE LA CARAVANA
BMW X5 XDRIVE40E, UN PASO POR DELANTE
SEAT ATECA, LLEGA PARA QUEDARSE
LOTUS EVORA 400, AGRESIVIDAD ABURGUESADA
DS 4 CROSSBACK, UN AVENTURERO CON CLASE
PRUEBA BMW X6 30d INDIVIDUAL
LOS CLIENTES PRUEBAN LA GAMA DEPORTIVA FORD PERFORMANCE

Contacto | Aviso Legal