50 AÑOS DE CALEFACCIÓN TRUMA

- Anuncio -

Truma celebra en 2012 50 años de calefacción en caravanas. En diciembre de 1961, el fundador de la empresa, Philipp Kreis, creó la primera calefacción de caravana reconocida oficialmente como tal, la Truma-matic. Demos un suscinto repaso a la evolución de las más popular calefacción para caravanas y autocaravanas.

1961 – Truma-matic es segura gracias a su sistema cerrado y el seguro de encendido termoeléctrico. El quemador brinda 1,2 kW de calefacción. Truma-matic cumple con las directivas de la Asociación de Gas Licuado y, con ello, se convierte en la “primera calefacción de caravanas reconocida oficialmente”. 

1963 – Con el intercambiador de calor de aluminio, de nuevo desarrollo, Trumatic-S aumentó el grado de eficiencia de la calefacción gas Truma del 82% al 98%. Trumatic-S posee una potencia calefactora de 2,1 kW. Sus posibilidades de instalación flexible, permite en el montaje en todos los modelos de caravana. Desde entonces el intercambiador de calor de aluminio constituye el corazón de las calefacciones Truma S.

1966 – Nuevo piezo-encendedor, que se puede activar pulsando un botón al lado del asa, hace más cómodo su manejo. Se crea la primera red de asistencia al cliente.

1967/68 – Las caravanas más grandes requieren una mayor potencia de calefacción: por ello, se comercializa Trumatic-S 3000. Tiene una potencia de calefacción de 3,5 kW. Además, aparece el distribuidor de aire caliente: el calefactor-ventilador Trumavent distribuye el aire caliente a través de tubos y distintas salidas de forma personalizada y silenciosa en el vehículo.

- Anuncio -

1971/72 – Fabricación de Trumatic-S 5000, que con dos intercambiadores de calor y los quemadores, proporciona una potencia de calefacción de 5,8 kW. Un tubo común de escape garantiza la seguridad. En 1972, Truma establece su propio servicio al cliente con técnicos que se desplazan al camping o a casa del usuario.

1975 – Trumatic-E es la primera calefacción que se puede montar cubierta y en distintas posiciones. El equipo no irradia calor directo y ofrecer un buen nivel de seguridad gracias a su control electrónico y a su supervisor de función. Constituye la calefacción de gas licuado más compacta y se utiliza sobre todo en cabinas de camiones, espacios de carga, barcos o como calefacción extra en caravanas de ocio.

1976 – Las calefacciones Truma S pasan a tener encendido automático electrónico. El encendedor detecta de forma automática la llama según el principio de ionización y, si se apaga, se vuelve encender automáticamente.

1980 – Los modelos de calefacción S siguen desarrollándose en el marco de la mejora continua, tanto de su tecnología como de su diseño. Las actualizaciones tecnológicas se refieren sobre todo a los intercambiadores de calor, el quemador de encendido y el quemador principal así como la válvula del seguro de encendido y los encendidos automáticos.

1994 – Aparece Trumatic-C, calefacción calor y agua caliente en un solo aparato. Su montaje, en poco espacio y cubierto, así como el funcionamiento totalmente automático y supervisado electrónicamente lo hacen muy conveniente para autocaravanas.

1996/8 – Las calefacciones S se renuevan por completo. Los revestimientos, con su forma redondeada y la salida de aire caliente con láminas, le confieren un diseño sencillo, contemporáneo y atractivo. 

1998 – Calefacción suplementaria eléctrica Ultraheat constituye el complemento i a los modelos S de Truma. Calienta de forma rápida y utiliza el ventilador de la calefacción S para distribuir aire caliente por la caravana.

2007/8 – Con la familia Combi, Truma comercializa una nueva generación de calefacciones. Los equipos ofrecen calefacción y agua caliente en uno y tienen una de eficiencia de hasta el 97%. Además, son compactos, muy ligeros, ahorran energía y respetan el medio ambiente. Combi está disponible con 4.000 o 6.000 W como calefacción pura de gas licuado y como calefacción combinada gas/electricidad. Desde 2008, se ofrece también una variante diesel con un quemador de J. Eberspächer.