MOBILVETTA K-Yacht MH87

- Anuncio -

Las autocaravanas de la serie K-Yacht de Mobilvetta son integrales de alto nivel. Exteriormente se caracterizan por un frontal, con la zona de color oscuro de los faros y tomas de aire, que dibuja una sonrisa que le es propia, resaltada por la iluminación permanente de tiras de leds.

Los laterales de la carrocería se distinguen por la limpieza de líneas, gracias al diseño claramente italiano y a la ausencia de las puertas que dan acceso a las bombonas de gas y equipo de calefacción y agua caliente; en ambos casos se accede a ellos desde el interior del garaje.

En el caso de las bombonas complica algo su substitución, pero la mejora estética y el sacar del alcance de los amigos de lo ajeno otra puerta, lo compensa.

- Anuncio -

La trasera suele ser la parte más ingrata, estéticamente hablando, de las autocaravanas. Este K-Yacht se salva gracias a los bordes gris plata que lo enmarcan y a la pequeña ventana, que no elimina la necesidad de una cámara de marcha atrás, que es un extra, aunque sí viene de serie su preinstalación.

Otro de los déficits habituales en las autocaravanas integrales es el acceso al motor. Mobilvetta ha intentado paliarlo con un gran capó de apertura asistida, pero operaciones tan sencillas como el control del nivel de aceite o el rellanado del mismo no son fáciles.

El MH87 es un cuatro plazas homologado en ruta, cuatro plazas para dormir y seis para comer en el salón. Atrás, sobre el garaje hay una cama doble transversal, a la que se accede por una escalera plegable adosada a una puerta que comunica con el garaje.

Sobre el salón delantero hay una cama abatible, de accionamiento muy suave que cuenta con una escalerilla de aluminio.

En el salón delantero caben bien cinco comensales y un poco apretados seis. A pesar de que la mesa se puede desplazar 14 cm longitudinalmente y 19 cm en transversal, el ocupante de la banqueta de la derecha, junto a la puerta de entrada, queda un poco alejado de ella. En muchas ocasiones no es preciso desplegar totalmente la mesa, liberando espacio.

Sobre el armario ropero, situado en el lateral derecho, hay un espacio, con su soporte extensible, para la TV. Hay una toma de antena y de alimentación eléctrica, para TV en la zona de la cama trasera.

A su lado está el Tech Tower de Dometic, formado por un frigorífico de dos puertas y 160 litros de capacidad, con un horno a gas encima.

La cocina , en L, cuenta con dos senos y tres fuegos dispuestos en triángulo, aunque difícilmente se podrán utilizar más de dos, la distancia entre los dos de la base es de 30 cm, pero la de estos y el del vértice es solo de 19 cm.

El aseo y la ducha ocupan los lados del pasillo que da acceso a la cama trasera. La ducha es circular y suficientemente amplia para usarla con comodidad, lo mismo ocurre con el aseo, aunque el toallero cuando soporta una toalla, que para esto está, entorpece el acceso al armario situado detrás.

Resumiento el K-Yacht MH87 es una autocaravana bonita, con un interior, con mobiliario bicolor a juego con la tapicería clara, que corresponde con la categoría alta en que milita.

Su dotación de serie es muy completa, con detalles, en la unidad probada, como las llantas de aleación o el cierre centralizado.

En ruta tiene un buen comportamiento, como la inmensa mayoría de sus homólogos, no le gustan los cambios bruscos de dirección. El motor de 150 CV se muestra más que suficiente en cualquier situación, por exigente que se sea. A destacar su elasticidad y facilidad de recuperación desde regímenes bajos, sin necesidad de recurrir al cambio de marchas. Razonablemente parco en el consumo, ayudado por su buena aerodinámica. Es relativamente fácil bajar de los 9 l/ 100 km de combustible en recorridos llanos.

FICHA TÉCNICA: