NUEVA MERCEDES SPRINTER

- Anuncio -

En esta nueva generación de la Sprinter, Mercedes ha puesto el acento en los sistemas de seguridad, la contaminación y el consumo. A la vez que han producido algunos cambios en la carrocería, básicamente en el frontal.

La parrilla es más alta (1) que la anterior versión, las tres lamas del radiador tienen forma aflechada y están perforadas (2), los faros están divididos en elementos individuales (3), el parachoques frontal toma un aire SUV (4) y también cambian los pilotos traseros.

Se han introducido cinco nuevos sistemas de asistencia a la conducción, directamente relacionados con la seguridad: asistente al viento lateral, prevención de colisión por alcance, control de ángulo muerto, detector de cambio de carril y cambio automático entre luces cortas y largas.

- Anuncio -

El control de asistencia para viento lateral, que figura como dotación de serie en todas las nuevas Sprinter, es una novedad mundial, utiliza los sensores y actuadores del sistema de estabilidad, ESP, que también viene de serie. Probamos el sistema en una pista de pruebas que contaba con una serie de ventiladores que creaban un viento de 100 km/h, pasamos por delante de ellos a también 100 km/h. Sin el sistema el viento desplazó la Sprinter al carril contiguo, con el sistema conectado el desplazamiento fue de alrededor de un metro.

Los accidentes por alcance son muy frecuentes, muchas veces por distancia insuficiente con el vehículo que precede. El sistema de prevención de colisión por alcance evita muchos de ellos, o reduce significativamente los daños en caso de choque. Unos sensores radar miden la distancia con el vehículo delantero y la diferencia de velocidad entre ambos vehículos, calcula la distancia de seguridad y avisa al conductor en caso de que ésta sea insuficiente.

En caso de peligro inminente de colisión, con sólo pisar el pedal de freno, el sistema, actuando sobre el servofreno, regula la frenada optimizándola para evitar el accidente.

Las pruebas demostrativas se realizaron acercándonos a unos 80 km/h a un símil de coche hinchable sobre un remolque que circula a 30 km/h, apoyando sobre el pedal cuando el sistema alertaba de distancia insuficiente. Los resultados fueron espectaculares, por la fuerza y precisión de la frenada, sin llegar a chocar, pero dejando nuestro vehículo muy cerca del delantero, para dar el máximo espacio de frenada a los automóviles que nos siguen, y evitar, en lo posible, los choques en cadena. El sistema se activa a partir de los 30 km/h, es opcional en las Sprinter y novedad mundial en este tipo de vehículos.

El control de ángulo muerto previene al conductor cuando hay otro vehículo, incluso motocicleta, en el ángulo muerto del retrovisor, primero con un triángulo rojo en éste, y si queremos cambiar de carril o se acciona el intermitente, con una señal acústica. Se activa a partir de 30 km/h. Es opcional, como lo son el aviso de cambio de carril o el cambio automático entre luces cortas y largas.

Las actuaciones para reducir el consumo, y las emisiones de CO2, que van parejas, se concretan en un aceite especial en caja de cambios y diferencial que reduce la fricción, gestión inteligente del alternador que carga más en frenada y retención, presión variable, según la demanda, de la bomba de combustible y compresor de aire acondicionado con dispositivo de rueda libre, que sólo actúa cuando funciona el aire acondicionado. También se ha rebajado en 3 cm la altura al suelo. La variante BlueEFFICIENCY añade a lo anterior la función start/stop y la gestión de la bomba de la servodirección, que solo actúa cuando se mueve el volante y neumáticos de baja resistencia a la rodadura entre otros.

En la versión BlueEFFICIENCY plus, se llega a los 6,3 l/100 km con la Sprinter Euro VI Combi, sumando a lo anterior un ventilador eléctrico del motor regulado de acuerdo con la temperatura de éste y un desarrollo de diferencial más largo.

Para cumplir la normativa Euro VI, en lo relativo a los óxidos de nitrógeno, ha sido preciso equipar la Sprinter con un postratamiento de AdBlue, aprovechando la experiencia de la marca en sus camiones y las unidades vendidas en USA. AdBlue es una mezcla de agua desmineralizada, 2/3 partes, y urea sintética, 1/3 parte, que se inyecta en los gases de escape.

El consumo de este líquido se sitúa alrededor de los 0,3 l/100 km, con un costo aproximado de 0,2 €/100 km. La capacidad del depósito es de 18 litros. El Sprinter también se comercializa, sin AdBlue, en versión Euro 5b+.

En cuanto a motorizaciones cuenta con tres diésel de 4 cilindros, 2,25 litros de cilindrada y potencia de 95 a 163 CV. Un diésel 6 cilindros, 3 litros y 190 CV. Además un motor de encendido por chispa, de 1,8 litros y 156 CV en versión gasolina o bifuel: gasolina y gas natural, CNG.

La Sprinter puede tener un cambio de marchas manual de seis relaciones o un automático de siete.

La Sprinter es un portador habitual de autocaravanas, medianas y grandes, de lujo. Algunas de las características de esta nueva generación mejoran sus prestaciones en este campo. Muy interesante el descenso de 3 cm de la distancia al suelo, con la correspondiente disminución de la altura total, que no solamente mejora el consumo, sino la estabilidad, disminuyendo el balanceo en las curvas y el efecto negativo, y siempre molesto del viento lateral, ahora controlado por el asistente anteriormente descrito. Como es normal, hay versiones chasis cabina y chasis sin cabina para construir autocaravanas integrales.