FORD TRANSIT CUSTOM KOMBI – VOLKSWAGEN MULTIVAN TDI

- Anuncio -

El aspirante frente a la referencia

Si hablamos de un vehículo comercial ligero especialmente adecuado para el traslado de personal con total comodidad e incluso un cierto grado de confort por encima de la media, que pueda servir de base para un camper, cada cual tendrá su particular clasificación, pero a buen seguro el Multivan de Volkswagen quedará en cualquier caso en los lugares destacados. Por eso lo enfrentamos aquí al recién llegado al segmento: el Ford Transit Custom en su versión adaptada a pasaje.

El Custom de Ford llegaba a la gama de vehículos comerciales del fabricante del óvalo para completar el segmento donde está compitiendo con cierta desventaja, ya que lo hacía con un modelo un tanto peculiar, la versión tracción delantera de su Transit. Éste es un modelo nacido para el segmento de las 3,5 toneladas de MMA, que si bien en las versiones más cortas de batalla y con tracción delantera lograba un producto bastante razonable en el segmento de entre 2,5 y 3 toneladas de MMA, aunque quedaba un poco por detrás de la competencia en aspectos como imagen, evidentemente industrial, y maniobrabilidad, dada la mayor anchura del Transit frente a modelos como una Volkswagen de la familia T5 (Multivan, TRansporter, Caravelle…). Gracias al Custom, un producto totalmente nuevo que se ha desarrollado a partir de cero, Ford cuenta con un vehículo comercial de ultimísima generación, para competir en un segmento intermedio donde el vehículo lo mismo puede ser utilizado como furgón maniobrable para trasladar algo menos de una tonelada de material, como en versiones Kombi o más específicas de pasaje para compatibilizar negocio y transporte familiar o como vehículos taxi de alta capacidad.

Virtudes conocidas

- Anuncio -

Hemos buscado confrontar al recién llegado, Ford Transit Custom, con uno de los modelos más veteranos del sector, el Volkswagen Multivan, pero que a la vez se ha convertido en toda una referencia en dos aspectos que nos parecen fundamentales en un vehículo de siete plazas que puede trabajar perfectamente como taxi de gran capacidad o vehículo shuttle para hoteles y todo tipo de establecimientos hosteleros.

Donde el Multivan destaca es en el grado de confort que ofrece a sus siete ocupantes y en la manejabilidad y estabilidad durante la circulación, puesto que la generación T5 de Volkswagen hace gala de unas envidiables condiciones de circulación para tratarse de unos vehículos de 3.000 kilogramos de peso total.

Igualados de entrada

Si en los combates de boxeo se busca enfrentar a luchadores de pesos similares aquí no podemos afinar más. En ambos casos, Custom y Multivan, tenemos vehículos de 3.000 kilogramos de MMA, con estructura similar, tracción delantera y motor delantero, aunque una cierta ventaja, entre las dos versiones probadas, en potencia para Ford dado que su 2.2 TDCi rinde 155 CV frente a los 141 CV del 1.9 litros del TDI Volkswagen.

Naturalmente el Custom de Ford ofrece unas líneas poco vistas y, en principio, con mejor aerodinámica, aunque quizás la mayor altura frente al Volkswagen, sólo 7 mm, le reste algo de ventaja aerodinámica. El diseño también se deja notar sentados al volante del Ford y todo nos indica que estamos ante un modelo de última generación, que puede equipar todas las ayudas a la conducción de un vehículo moderno: alerta de cambio involuntario de carril, sensor de lluvia, mandos al volante para telefonía, ordenador, equipo audio…

El habitáculo del Ford Transit Custom es amplio y nos permite una posición de conducción bastante cómoda, aunque la tendencia del diseño, que nos atrevemos a calificar como de un pelín galáctico, nos hace dedicar bastante tiempo a aprender donde están todos los mandos, su funcionamiento y descubrir todas las funciones que en el modelo equipado al máximo, tenemos a nuestro servicio.

Por su parte el Multivan de Volkswagen cuenta con el típico puesto de conducción de la gama T5, un lugar de trabajo conocido, correcto y quizás a esta altura de la película ya algo clásico en cuanto a su aspecto, aunque sigue cumpliendo su función a la perfección.

El habitáculo también es amplio y cómodo y la capacidad de confort y seguridad es la máxima disponible en el mercado. Así que salvo en lo que atañe a su diseño, cuestión personal donde las haya, pocas pegas podremos ponerle.

Pasajeros

En este caso comparamos dos versiones de estos vehículos específicamente adaptados al transporte de personal y con especial dedicación al confort de sus ocupantes. En ambos casos la amplitud del habitáculo redunda en el confort de la zona de pasajeros, que cumple sobradamente. Eso sí, aunque disponemos de un maletero bastante amplio, si cargamos con todos los ocupantes su capacidad nos empieza a parecer justa… Aunque bueno, para eso se inventaron los maleteros auxiliares en el techo, las versiones de carrocería alargadas y los remolques.

Sin embargo, analizando los vehículos como prácticos transportes de pasajeros surge una enorme diferencia entre ambos… Si abrimos el portón lateral del Volkswagen Multivan penetramos en las plazas de las dos filas traseras sin mayor esfuerzo, gracias al escalón de acceso. Sin embargo, si pretendemos realizar la misma operación en el Custom de Ford veremos como sus diseñadores han supuesto que nuestra forma física resulta excelente, dada la gran altura que debemos salvar al entrar y salir de su habitáculo a través del portón lateral deslizante. La verdad es que resulta una pena, es como si los diseñadores del Transit Custom Kombi hubiesen decidido irse a celebrar por todo lo alto lo bien que les estaba quedando su nuevo vehículo comercial, justo cuando les quedaba por resolver el acceso a las plazas traseras… Y, claro, ya sabemos los tristes resultados que se obtienen cuando debes realizar cualquier tipo de trabajo intelectual en plena resaca. Algo así debe haber sucedido, porque de otro modo ese salto a que obliga el Custom para acceder a sus plazas traseras no nos resulta comprensible. No hay que ir muy lejos, el Multivan resulve dicho acceso mediante un escalón interior, como la propia Ford Transit en el segmento de las 3,5 toneladas sigue haciendo. En definitiva, un descuido tonto que empaña el diseño de un vehículo por lo demás sin tacha, pero que lo invalida en buena parte para aplicaciones tipo taxi o shuttle de pasajeros.

FICHA TÉCNICA: