CITROËN C4 GRAND PICASSO e-HDi 115

- Anuncio -

Fotogalería CITROËN C4 GRAND PICASSO e-HDi 115

Sí, a primera vista el Nuevo Citroën C4 Grand Picasso nos recuerda, y mucho, a su antecesor, lo que puede dar lugar a que pensemos que se trata de un restiling, pero nada más lejos de la realidad. Los cambios son mucho más importantes de lo que se aprecia a simple vista.

Dos pilares fundamentales han guiado el diseño de este coche: la reducción del consumo y la mejora de su comportamiento dinámico.

Utiliza la nueva plataforma del grupo PSA, Peugeot – Citroën, EMP2 que es responsable de un ahorro de 60 kg, de los 100 kg que el coche ha disminuido con relación a su antecesor.

- Anuncio -

Se ha aumentado la batalla en 11 cm, ahora es de 284 cm, los mismo en que se ha reducido el voladizo delantero, ahora de 88 cm, el suelo está 2 cm más bajo y 5 cm el motor, la altura total también ha disminuido en 4 cm.

Las suspensiones tienen nuevos tarados, algo más recios, pero sin afectar al confort.

El motor del coche que hemos probado es el 1.600 diésel de 115 CV, ha sido revisado para aumentar su eficiencia, y cuenta con la función overboost, que aumenta el par máximo de 270 a 285 Nm momentáneamente, para facilitar las aceleraciones en caso de adelantamiento, etc.

La tendencia futurista, un sello de la marca, queda reflejada también en los pilotos traseros con efecto 3D y en el panel de instrumentos, formado por dos pantallas: la superior, de 12 pulgadas proporciona información sobre la marcha, velocidad, rpm, etc., es totalmente configurable; desde la inferior, de 7 pulgadas, se controla la mayoría de funciones del vehículo, que son muchas, a través de unos menús, requieren un poco de tiempo y práctica para manejarlos con soltura.

La mayoría de pulsadores se encuentran en el volante, que tiene la zona inferior plana. El interior es muy luminoso, con un parabrisas de grandes dimensiones que ocupa parte del techo.

Si bien todos los pasajeros tienen un buen nivel de confort, incluyendo los ocupantes de la tercera fila, con espacio suficiente para sus piernas, los delanteros están especialmente mimados: asientos con masaje y soporte abatible para las piernas del acompañante, que no notará el paso de los kilómetros.

La lista de ayudas a la conducción es larga (ojo, nosotros hemos probado la versión Exclusive, la más equipada). Entre ellas están: aviso de colisión, que nos alerta cuando nos acercamos demasiado al coche que nos precede, luz en los retrovisores exteriores si hay un vehículo en el ángulo muerto, aviso de cambio de carril, sino se ha puesto el intermitente a velocidades superiores a los 80 km/h, aviso de pérdida de presión de los neumáticos, asistencia para arranque en cuesta, el freno de mano actúa durante 3 segundos para pendientes superiores a una inclinación de 3º y asistencia al aparcamiento, el volante gira solo, el conductor solo debe engranar la marcha y acelerar, para aparcar.

La dotación multimedia es impresionante, con la posibilidad de conexión a internet, requiere abono, y en la unidad que hemos probado un sistema multimedia “Plug and Play” para los pasajeros de la fila 2. Cuenta con dos pantallas traseras de 7 pulgadas integradas en los reposacabezas delanteros. Permite a los pasajeros traseros conectar uno o dos reproductores portátiles externos, comprendidas también consolas de juegos. El sonido se distribuye mediante cascos de audio cuya conexión se realiza sin cables. Incluye una pletina de conexión y control situada en la parte trasera de la consola central y un cargador con 2 salidas, para permitir la recarga simultánea de los 2 cascos de audio.

La posición de conducción, gracias a las múltiples posibilidades de regulación del asiento y el volante, se adecua perfectamente a la inmensa mayoría los conductores. Este C4 disponía del cambio pilotado, sin embrague, con la posibilidad de control manual, mediante unas levas en el volante. La palanca de selección de marchas: atrás R, punto muerto N, automático A y manual M, se encuentra detrás del volante, en el salpicadero, dejando libre el piso. Se agradece mucho cuando otro coche ha aparcado demasiado cerca y hay que entrar por la puerta del acompañante.

 

El trabajo realizado por la gente de Citroën en mejorar la dinámica se aprecia pronto, el coche está mucho más asentado que la anterior versión, se inclina menos en las curvas y el balanceo se ha reducido drásticamente, en autopista y en carretas rápidas se nota la influencia de la batalla y vías aumentadas, así como el tarado de las suspensiones, no da la sensación de ir con un monovolumen sino con un turismo. El aumento de batalla nos hizo pensar en la posibilidad de que penalizara el comportamiento en carreteras de montaña, viradas y lentas. Pero no lo notamos, en cambio percibimos una mejora en los cambios de apoyo, con menos balanceo y trayectorias más precisas. En cuanto a consumo, con la ayuda del start/stop, se viene consumiendo alrededor de 0,4 – 0,5 l/100 km menos que su antecesor.

En tracción, con una caravana Hobby Excellent 460 UFe, se comportó perfectamente: Sus 115 CV son suficientes para mantener la velocidad de crucero en la mayoría de las cuestas, si es cierto que las relaciones de cambio, en estas circunstancias, son largas, pero en cambio manual es tan fácil cambiar de velocidad, no hay embrague que pisar, solo una ligera presión con el dedo en la correspondiente leva, que no representa ningún inconveniente, además, la sexta nos permite llanear con consumos muy razonables.

En caso de tener de adelantar a un camión, se selecciona la marcha adecuada para tener el motor sobre las 2.000 rpm y se pisa a fondo el acelerador, es cuando se agradece el plus de par que nos proporciona el overboost.

FICHA TÉCNICA: