LOS PORTADORES PARA AUTOCARAVANAS LIGERAS

- Anuncio -

En 1981 apareció el Fiat Ducato con sus hermanos Citroën C25 y Peugeot J5, fruto de la joint venture entre el grupo PSA (Citroën-Peugeot) y Fiat.

Estas furgonetas revolucionaron el naciente mundo de la autocaravana.

Con su cambio de velocidades en la columna de dirección, que posteriormente pasó al salpicadero. El freno de mano a la izquierda del conductor, entre este y la puerta, dejaban libre el paso entre los dos asientos de la cabina y el habitáculo. La tracción delantera que permitía un suelo bajo y la rueda de repuesto en el vano motor, daba la sensación de que era un vehículo diseñado para ser portador de autocaravana. Con el tiempo otras marcas de furgonetas, como Ford o Renault adoptaron soluciones similares.

- Anuncio -

Las siguientes generaciones continuaron en la misma línea, con la salvedad que la rueda de repuesto dejó de estar en el vano motor, lo que produjo serios dolores de cabeza a los diseñadores, de hecho algunos decidieron prescindir de ella y substituirla por un kit de pinchazos de utilidad discutible. Otros la situaron debajo del chasis de acceso problemático. Últimamente con la proliferación de grandes bodegas/garajes, en la trasera de las autocaravanas, muchos fabricantes han encontrado alojamiento para ella.

Con el paso de los años estos portadores han evolucionado, se han generalizado las cajas de cambio de 6 velocidades, las potencia ha aumentado drásticamente, pasando de los 75 CV o 95 CV con turbo de 1981 a los 130 – 150 CV e incluso a los 190 CV del Mercedes Sprinter, el único con motor de 6 cilindros en V, mientras que el resto tienen 4 cilindros.

Han incorporado ayudas electrónicas al conductor como el antibloqueo de frenos, ABS, el control de estabilidad, ESP, control de tracción, etc. heredados de los turismos. El incremento de potencia, que no de cilindrada, así como la reducción de consumo ha hecho imprescindible la utilización de turbocompresores, y más recientemente la función star-stop, cuya utilidad en una autocaravana, que realiza muy pocos kilómetros en ciudad es mínima. No así el corte de alimentación a los inyectores en retención.

En la actualidad, y para autocaravanas de menos de 3.500 kg de carga máxima admisible, los que se pueden conducir con carnet B, se utilizan portadores Fiat Ducato mayoritariamente, o Citroën Jumper, Peugeot Boxer, Renault Master o Ford Transit, de tracción delantera y Mercedes Sprinter de tracción trasera.

Como se puede ver, en los cuadros adjuntos, las características básicas de los portadores son muy parecidas. Su fiabilidad mecánica, en la actualidad, es elevada en todos ellos, los consumos no varían demasiado, y están más influenciados por el peso de la célula y por su aerodinámica, que por el rendimiento del motor.