KNAUS SPORT 400 LK

- Anuncio -

La gama de caravanas Knaus está formada por las series Deseo, Lifestyle, Sport, Südwind, Südwind Exclusive y Eurostar.

La serie Sport es la más popular de la marca, al ofrecer con un precio competitivo un buen nivel de acabado y equipo. La 400 LK, que hemos probado, es la pequeña de la familia, mide casi 6 metros lanza incluida, la longitud interior, la que se aprovecha es justo de 4 metros, tiene una clara vocación rutera.

Apropiada para una pareja con dos hijos, cuenta con dos salones, en el delantero se pueden sentar, sin apreturas cuatro personas. De noche se transforma en una cama doble de 135 cm de ancho.

- Anuncio -

El salón trasero permite que los pequeños de la familia tengan su espacio sin interferir con sus progenitores. Se transforma en una cama de 76 cm.

Encima una litera plegable algo más estrecha, 64 cm, muy fácil de desplegar, con una red de protección y su escalera. La distancia libre entre la cama y la litera es de 88 cm y entre esta última y el techo de 53 cm.

Si sus ocupantes quieren leer disponen de un aplique con la originalidad de poder escoger el color de la iluminación: blanca o azul.

En el centro, lado derecho, se encuentra el bloque cocina, con el consabido armario alto, debajo el frigorífico de 108 litros de capacidad y tres cajones, uno de ellos cubertero.

Hay tres quemadores, suficientemente separados entre ellos para que se puedan utilizar a la vez, lo que no siempre ocurre. El central dista 24 cm del izquierdo y 22 cm del derecho. Al no estar alineados permiten según el fabricante, cocer a la vez, una olla o sartén, de 20 cm en el izquierdo, de 25 cm en el central y de 18 cm en el de la derecha.

Si este apartado nos ha gustado no sucede los mismo con el seno del fregadero, a nuestro criterio pequeño. 

El cuarto de aseo, situado en el lado izquierdo, separado del salón delantero por el armario ropero es suficientemente amplio y completo, con inodoro y ducha.

El interior es luminoso, el mobiliario combina bien con las tapicerías que juegan con tonos marrón. Destacan positivamente las asas de las puertas. La espuma de los cojines es densa. 

Cuenta con múltiples detalles de calidad y que ponen de relieve el interés de la firma para hacer la vida cómoda en la caravana; por ejemplo el acceso a los tambuchos, integrando la tapa de estos al cojín del asiento. Para abrirlos solo hay que levantar el cojín, y no este y la tapa. Otro detalle es la luz interior del armario ropero que se enciende automáticamente al abrirlo.

Todas las luces interiores son de 12 V, se alimentan de la batería del coche tractor, o bien a través de un transformador de 240 W cuando se está enchufado a la red del camping. Así en las etapas durante el viaje, cuando se duerme fuera del camping, no hay que renunciar al confort, pues además cuenta con un depósito de aguas limpias de 45 litros y un calentador a gas que nos proporciona agua caliente para la ducha matinal. Solo tendremos de poner un recipiente bajo la salida de aguas grises unificada.

Para el mercado español las Sport vienen de serie con el pack Sport Plus que consta de una claraboya panorámica Heki II, estabilizador Alko y puerta mosquitera.

La Sport 400 LK es una buena rutera, su chasis Alko con el eje de suspensión Delta de efecto autoestabilizante y amortiguadores, se complementa con un estabilizador Alko, lo que es una garantía.

La probamos con un Seat Alhambra. Como estaba dotado de cámara trasera situar la bola debajo del enganche es un juego de niños. Manejar el freno de parking de la caravana no requiere ningún esfuerzo especial al estar servoasistido.

En circulación no hay síntomas de inestabilidad hasta velocidades cercanas a los 110 km/h. En curvas sigue bien al coche, incluso cuando a la salida de las curvas cerradas, en pendiente, si se acelera bruscamente, las ruedas de delanteras del Alhambra tenían cierta tendencia a patinar pero la caravana ni se inmutaba.

FICHA TÉCNICA: