SEAT LEÓN X-PERIENCE

- Anuncio -

Seat ha completado la gama León con el X-perience, un todocamino evolución del ST. Como éste, tiene carrocería del tipo familiar, pero retocada como corresponde a un todocamino.

No es la primera vez que el grupo Volkswagen realiza vehículos de este tipo, recordemos el Audi A6 Allroad. Entre los cambios técnicos más acordes a su carácter está una distancia al suelo incrementada en 2,7 cm y la tracción a las cuatro ruedas.

También se han introducido algunos cambios en la carrocería para resaltar su carácter campero como el abultamiento de los guardabarros, faldones laterales y las protecciones inferiores, más aparente la trasera.

Este León puede estar equipado con un motor de gasolina: 1.8 TSI de 180 CV y con tres diésel: 1.6 TDI de 110 CV, 2.0 TDI de 150 CV y 2.0 TDI de 184 CV. Este último con caja de cambio automática de doble embrague y 6 marchas, que es la versión que hemos probado.

- Anuncio -

Como todocamino que es su campo de acción fuera del asfalto está limitado a los caminos, si nos queremos salir de estos veremos que el aumento de altura libre al suelo pronto no es suficiente para que los bajos no rocen, y los voladizos, trasero y delantero, relativamente largos, no animan a continuar por este tipo de terreno.

El embrague multidisco de control electrónico Haldex, que en condiciones de circulación prácticamente solo trabajan las ruedas delanteras, cumple a la perfección su tarea, las ruedas posteriores actúan con mucha rapidez cuando es necesario. Sorprende con la velocidad y seguridad con la que se puede rodar por caminos de tierra, sin apenas subvirage y con unos tarados de suspensión, relativamente blandos, que se adapta bien a este tipo de firme y con un confort notable.

El vehículo es confortable en todo tipo de terrenos, aunque en carreteras viradas sería de desear una suspensión más dura, con menos inclinación de la carrocería, que permitiera aprovechar la potencia de su motor. Claro que este no es el objetivo de este coche.

Se pueden seleccionar tres tipos de modos de conducción: eco, normal y sport, que modifican la respuesta del motor, la asistencia a la dirección y la estrategia del cambio de marchas automático.

Los consumos son muy razonables, por poco que el recorrido no cuente con muchas subidas y seamos prudentes con el pie derecho, es fácil mantenerse alrededor de los 6 l/100 km.

El interior es muy similar al de los otros León, con algunos acabados más lujosos. Las plazas son cómodas y de fácil acceso, incluso las traseras, que se benefician de la prolongación del techo propia de los familiares.

El equipo de serie es correcto, nuestro coche de pruebas estaba

completado con casi todos los extras posibles, incluyendo el navegador y las llantas de 18 pulgadas.

Utilizamos este León E-perience para tirar de una caravana Fendt Bianco Selection de 1.299 kg en orden de marcha.

Los 184 CV, y el par de 380 Nm, se mostraron más que suficientes para esta tarea. En terreno llano y en autovía seleccionamos los modos eco y normal de conducción, pero en cuestas y tramos virados optamos por el sport que evita cambios de marcha en las salidas de las curvas, y más si es en cuesta. La suspensión trasera asimiló bien algunos cabeceos de la caravana. Los consumos, en modo eco, pueden rondar los 8 l/100 km.

En resumen este coche con esta caravana forman un buen tándem, y el conductor se siente seguro y que en todo momento tiene el control.

FICHA TÉCNICA: