NUEVO AUDI A3 SPORTBACK 1.4 TFSI E-TRON

- Anuncio -

El primer modelo híbrido enchufable de la factoría Ingolstadt

Probamos el nuevo Audi A3 Sportback 1.4 TSFI e-tron que mide 4.312 mm de largo, 1.785 mm de ancho y 1.424 mm de alto. Su carrocería es alargada y deportiva, con un frontal bajo con una parilla “Singleframe” cromada en negro mate y una trasera con un spoiler. Las molduras de las taloneras también cuentan con un diseño deportivo y la parte final del tubo de escape no está a la vista ya que se encuentra disimulado a través de embellecedores traseros.

Por: Verónica López Trensig

Además, está equipado de serie con un volante multifuncional de tres radios, siete airbags (incluido el airbag para las rodillas del conductor), sistemas de retención ISOFIX en las plazas traseras exteriores y el servofreno para colisiones sucesivas, que frena automáticamente al vehículo tras una colisión y reduce el riesgo de sufrir otro impacto.

Opcionalmente, el vehículo puede equiparse con el control de crucero automático adaptive cruise control, que advierte al conductor ante la detección de una inminente colisión con un vehículo que circula por delante y en caso necesario inicia una frenada. Otros sistemas como el Audi side assist, que aporta seguridad al cambio de carril, así como el Audi active lane assist, que ayuda al conductor a mantenerse en su carril, y el asistente de aparcamiento con indicación selectiva que aparca al A3 Sportback e-tron por sí solo en huecos adecuados.

- Anuncio -

Deportivo y eficiente

El nuevo modelo híbrido enchufable tiene un sistema de propulsión en el que actúan un 1.4 TFSI con 150 CV (110 kW), un motor eléctrico de 75 kW de potencia asociado a un cambio de marchas S tronic de seis velocidades con doble embrague, que lleva integrado un motor eléctrico de nuevo desarrollo y tracción delantera. La potencia de sistema conjunto asciende a 204 CV (150 kW), y el par motor máximo de sistema a 350 Nm. Es un cinco puertas ligero, ya que en vacío (sin conductor) pesa 1.540 kilogramos y ofrece un maletero de 280 y 1.120 litros.

La batería proporciona una capacidad de 8,8 kWh, y puede cargarse en una toma de corriente industrial en algo más de dos horas, y en un enchufe convencional en 3 horas y 45 minutos. Además, cuenta con una autonomía en modo eléctrico de hasta 50 km, según cifras del fabricante además de los 890km que ofrece la mecánica térmica.

Silencioso dinamismo

El Audi A3 Sportback e-tron acelera hasta los 100 km/h, en 7,6 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 222 km/h. Sin embargo, en modo eléctrico, la velocidad punta está limitada a 130 km/h. Según la norma CEPE para vehículos híbridos enchufables, su consumo se limita a 1,6 litros de combustible a los 100 km.

Incluso a una velocidad constante de 100 km/h, en el modo EV suele funcionar sólo el motor eléctrico, siempre y cuando la batería disponga de suficiente energía; el modo eléctrico no finaliza hasta que el vehículo alcanza los 130 km/h. Si el conductor pisa a fondo el pedal del acelerador, se activa el modo híbrido y el motor de combustión se pone en marcha. Pero si seleccionamos el programa deportivo S, los dos motores trabajan juntos incluso antes. El modo boost entra en acción más temprano y el A3 Sportback etron consigue aceleración con 350 Nm de par.

Al levantar el pie del acelerador, y siempre en el programa S, el sistema recupera energía a través de la fase de deceleración, mientras que en el programa D, el sistema híbrido desconecta los dos motores y cambia al modo de desplazamiento por inercia. Es entonces cuando aprovechamos, en bajada, la energía cinética para conseguir la máxima autonomía posible, reduciendo al mínimo las pérdidas del par.

Además existe una tecla EV en el tablero de instrumentos que permite seleccionar cuatro modos: En modo “EV” (Electric Vehicle) da prioridad al modo eléctrico; la posición “charge” sirve para cargar la batería del modo más rápido posible durante la marcha. En el modo “hybrid hold”, la energía se reserva en la batería para más tarde. La posición S del cambio utiliza un proceso combinado de ambos motores o boosting. En la posición “auto”, la energía eléctrica se aprovecha de forma óptima en colaboración con el motor de combustión, consiguiendo un consumo mínimo de combustible incluso en trayectos largos.

Con carga completa mira hacia el futuro

La batería de iones de litio del Audi A3 Sportback e-tron tiene una capacidad de acumulación de energía de 8,8 kWh. La fiabilidad del sistema permite circular en modo eléctrico en pleno verano a altas temperaturas y en invierno a temperaturas bajo cero sin que afecte a sus prestaciones.

La conexión de carga se encuentra en la parrilla Singleframe, detrás de los cuatro aros, que se pueden abrir hacia un lado a modo de tapa. Junto a un LED de estado, encontramos dos teclas; con las que el conductor puede iniciar la carga de inmediato o en un momento posterior a través de un temporizador, programándola en un menú especial del MMI Navigation plus o mediante los nuevos servicios Audi connect e-tron. La estación de carga se puede bloquear, protegiendo así el equipo contra robos, al tiempo que una confirmación mediante PIN ofrece una mayor seguridad.

Con los servicios Audi connect e-tron el conductor puede consultar el estado de carga de la batería, la autonomía en modo eléctrico, información de los diferentes servicios o la ubicación. Además puede controlar a distancia la planificación de la carga.