CARAVANA WEINSBERG CARAONE 390 QD

- Anuncio -

El grupo alemán KT, Knaus-Tabbert, tiene tres marcas principales de caravanas: Knaus, Tabbert y Weinsberg. Esta última es la que tiene una vocación más familiar, de las diez caravanas de su catálogo, cuatro de ellas tienen literas, y ofrece la opción “kids” (niños) que adecua los interiores a los pequeños de la familia, tanto decorativamente como funcionalmente.

La Weinsberg Caraone 390 QD es la más pequeña de la gama, junto con la 400 LK de iguales dimensiones pero que tiene dos literas.

Es una caravana apropiada para un matrimonio con uno o dos hijos, que les guste viajar. Ligera, 850 kg de tara y 890 kg en orden de marcha, con M.M.A. de 1.000 kg, por lo tanto la mayoría los automóviles la pueden arrastrar y el permiso de conducir B es suficiente.

- Anuncio -

La carrocería es blanca con franjas decorativas en dos tonos de marrón. Los pilotos traseros están englobados en el parachoques, que enlaza con los faldones laterales, y estos a su vez con el carenado inferior delantero que soporta los catadióptricos.

La ventana delantera está inclinada para favorecer la aerodinámica. En el cofre integrado hay espacio para dos bombonas de gas.

Al entrar en la caravana nos encontramos con un ambiente cálido y acogedor. El mobiliario acabado en madera con asas de puertas cromadas y franjas grises coordina bien con las tapicerías y el suelo en gamas de este color.

Hay un único salón en la esquina posterior izquierda, en el que pueden comer cuatro adultos sin problemas de espacio. Se transforma, con la colaboración de un cojín supletorio, en una cama de 185 cm de largo por 90 cm de ancho, justo para dormir dos adultos.

En la esquina posterior derecha está el cuarto de aseo con plato de ducha. Tiene dos armarios, uno alto y otro debajo del lavabo, con una buena capacidad de almacenamiento.

El bloque cocina, situado en el lateral derecho, entre la puerta de entrada y la cama delantera, cuenta con tres quemadores. Ocupa una superficie de 110 cm por 66 cm. Hay bastante espacio libre delante del seno del fregadero, para poder trabajar, pero además hay una ala elevable de 38 cm por 29 cm, que el, o la, cocinera agradecen cuando se lían con un plato más complejo.

Debajo hay un frigorífico trivalente Dometic de 110 litros de capacidad y un armario, que se complementa con otro alto.

Delante nos encontramos con una cama doble fija transversal, de 135 cm por 196 cm, con somier de lama de madera, que se levanta, asistido por unos resortes telescópicos, para poder acceder al tambucho inferior. Se echa en falta que no sea accesible desde el exterior con una trampilla.

A destacar los 47 cm de profundidad de los armarios altos delanteros, sobre la cama, con gran capacidad de almacenaje. Habitualmente este tipo de armarios miden algo menos de 30 cm de hondo, en esta misma caravana, los armarios altos sobre el salón trasero miden 25 cm de profundidad.

El equipo es correcto, se nota alguna falta, como un extractor en la cocina o el calentador de agua, más propios de caravanas de precio más elevado, por el contrario, la unidad que hemos probado, tiene aire acondicionado, un verdadero lujo.

El chasis de la caravana es un BPW con estabilizador WS 3000. En ruta se comportó muy bien, tanto en recta a velocidades relativamente altas, como en tramos virados, claro que el automóvil que utilizamos, un Volkswagen Amarok, es un tractor extraordinario.

FICHA TÉCNICA: