Prueba: HYMER B 544

- Anuncio -

Hymer, al igual que algunas marcas de automóviles alemanas, habitualmente no hace grandes cambios estéticos en sus vehículos, año tras año los nuevos modelos conservan un aire de familia con sus antecesores, para constarlos solo hay que ver el Hymer Reisemobil de 1971 y compararlo con este B 544.

La distribución del espacio interior, con la cocina trasera y un gran salón central, tuvo mucho éxito hace unos años, actualmente es poco frecuente, pero tiene unas cuantas ventajas, entre ellas una longitud contenida de 6,50 metros.

 

 

- Anuncio -

 

 

 

 

 

 

 

 

Si nos gusta visitar las poblaciones, pararnos, acudir a los mercadillos, etc., el B 544 se aparca en batería sin problemas, apenas sobresale de los otros vehículos, con el voladizo posterior sobre la acera la puerta de entrada al habitáculo, muy retrasada, queda sobre ésta y se puede abrir sin tocar al coche de al lado.

Nos es un vehículo para una familia numerosa, lo mejor es que sean dos, o tres, los ocupantes que viajan. Al entrar lo que más llama la atención es el gran salón, muy luminoso con el concurso de una claraboya de 80 x 50 cm, con la mesa que se desplaza y gira hasta adoptar la posición deseada.

Los dos sofás laterales son cómodos e invitan a la conversación, si se quiere también se pueden utilizar los asientos de la cabina, que son giratorios, seis contertulios están confortables aunque el número puede ser superior. Como es de esperar de un vehículo de la clase B de Hymer, con un precio que supera los 70.000 €, los acabados y los materiales utilizados son de primera. La marca ha cuidado los detalles, desde lo más nimios, como el calzador con sus soportes en el armario, u otros más importantes, como los anclajes dobles de la puerta del conductor, para conseguir una buena estanqueidad y eliminar ruidos aerodinámicos cuando se circula por autopista. Muy práctico el doble mando del escalón de la puerta de acceso, uno al lado de la puerta y otro en el panel de instrumentos, que nos evita, a los olvidadizos, tener de levantarnos cuando al dar el contacto nos damos cuenta que el escalón no está plegado.

A destacar los retrovisores, tipo autocar, con regulación eléctrica. En el aspecto constructivo cabe destacar el doble suelo calefactado para evitar que los depósitos de agua o la batería, que allí se alojan, se vean afectados por el frío, que también permite el almacenamiento de objetos, es accesible por unas trampillas.

Los espejos retrovisores del tipo autocar son muy eficaces, pero una cámara posterior para los aparcamientos es muy recomendable

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La cama principal está adosada al techo, cuando se baja queda a 120 cm del suelo y a unos 80 cm del techo, tiene el consabido somier de lamas de madera. Cuando está bajada gran parte del salón es utilizable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La cocina, en forma de L, es lo primero que nos encontramos cuando entramos en la autocaravana; tiene grandes cajones, elegantemente curvados los del brazo corto de la L. El plano de trabajo es restringido, para solucionarlo, la tapa de los tres fogones está dividida en dos, de forma que se puede estar cociendo en un fuego, bajar la otra tapa y elaborar otros condimentos en ella.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al otro lado del pasillo está ubicado el frigorífico de dos puertas y 150 litros de capacidad, sobre él un horno de gas. El cuarto de aseo, con ducha, se encuentra situado en la esquina trasera izquierda, a su lado el armario ropero de dos puertas con barra para perchas y estanterías.

El B 544 que hemos probado pertenece a la “Limited Edition” con equipo específico, es posible que las unidades normales tengan algunas diferencias. Además equipa algunos extras, como la persiana eléctrica del parabrisas delantero, que se factura a 890 €.

 

FICHA TÉCNICA: