VIAJA A ALSACIA EN NAVIDAD CON TU AUTOCARAVANA

- Anuncio -

La Navidad es ese periodo de tiempo, al borde de finalizar el año, donde nuestros mejores deseos salen a la luz y aprovechamos para vivir en familia en un ambiente agradable y armonioso.

Estrasburgo está considerada la capital de la Navidad y alberga el mercado de adviento más antiguo del mundo.

Se trata de fechas señaladas en el calendario que cada región vive de manera diferente, pero siempre de forma muy intensa.

El periodo navideño está envuelto de luz y de color – como reza la famosa canción de Marisol- y qué mejor manera de disfrutar de todos estos atributos que visitando uno de los lugares donde se vive más fervientemente esta preciosa época del año que la Alsacia.

Territorio histórico

La Alsacia es una región cargada de historia que se sitúa al noreste de Francia (Grand Est) y tiene como capital Estrasburgo, considerada una de las ciudades más bonitas del viejo continente. Delimitada por el valle del río Rin y limítrofe con Alemania y Suiza. A lo largo de la historia ha sido territorio clave para los diferentes estados que han conformado Europa, alternando su nacionalidad entre Alemania y Francia, siendo eje de disputa entre ambos países en conflictos bélicos como la Guerra de los Treinta Años y la II Guerra Mundial.

La Alsacia está ubicada en la región francesa de Grand Est.

Período Navideño

Si durante el año ya se trata de un territorio especial, por el cual parece no haber pasado el tiempo, durante la primera semana de diciembre hasta finalizar las fiestas, la Alsacia se inunda de espíritu navideño y se envuelve en la magia de estas fechas tan señaladas.

- Anuncio -

Cada rincón de esta pequeña región francesa se viste con sus mejores galas y se prepara para transmitir el famoso espíritu navideño, y es que cuenta le leyenda que la Navidad nació precisamente aquí.

Mercado navideño para los más ‘peques’ en Colmar.

Estrasburgo, Colmar, Obernai, Kaysersberg, Mulhouse… activan su modo ‘natale’ y se preparan para recibir a infinidad de adeptos a estas fiestas.

¿Cómo llegar?

En función de tu ciudad de residencia, deberás tomar la autovía A-2 o A-10 hasta cruzar la frontera y alcanzar territorio francés. Una vez en Francia, deberemos continuar nuestra ruta dirección Estrasburgo (la distancia desde la frontera hasta la Alsacia ronda los 1.000 km). Se trata de una ruta amena que te dirigirá directamente a tu destino de manera fácil e intuitiva, gracias a la correcta señalización de sus vías de circulación rápida.

Magia en estado puro

Muchas son las ciudades de la Alsacia que se engalanan, pero entre las más emblemáticas encontramos Colmar, Obernai y por su puesto la capital, Estrasburgo.

Colmar y sus mercados navideños

Si os contábamos que Estrasburgo es la capital de esta bonita región, Colmar es la ciudad referencia en el Alto Rin. Visitar Colmar en estas fechas es viajar al pasado. Sus calles se llenan de luces y adornos y la amenización de sus vías correrá a cargo de trovadores y juglares, pero si por algo destaca esta pequeña ciudad francesa es por su gran variedad de mercados navideños. Encontraremos hasta 5 mercados entre los que destaca el ubicado al lado de la catedral, en la Place des Dominicains, donde encontramos más de 60 puestecitos.

Colmar está considera como uno de los pueblos más bonitos de Francia. Foto: Jorge Franganillo.

No únicamente hay mercados en Colmar. Una vez allí, la ciudad es poseedora de un encanto especial y nos hará sentir como en la edad media, pudiendo visitar localizaciones como la ‘Pequeña Venecia’, la pista de hielo de la Plaza de Rapp o pasear por la famosa y pintoresca Rue de Poissonnerie.

En cuanto al hospedaje, no hay ningún tipo de problema, ya que muy cerca de la ciudad se encuentra el Camping Des Trois Chateaux y el área para autocaravanas Port de Plasaince de Colmar.

Estrasburgo y el mercado de adviento más antiguo del mundo

Estrasburgo, además de ser la capital regional y albergar la sede del Parlamento Europeo, ostenta el mercado navideño más antiguo del mundo, ‘El mercado del niño Jesús’ que data de 1570.

Esta ciudad, con algo más de 270.000 habitantes, también es conocida con el sobrenombre de ‘Capitale Nöel’ o Capital de la Navidad.

Estrasburgo se viste con sus mejores galas en estas fechas.

Al igual que Colmar, Estrasburgo inunda sus calles de decoración navideña y podremos encontrar hasta 10 mercadillos navideños diferentes, siendo el más importante el antes mencionado mercadillo del niño Jesús, activo desde el siglo XVI y que consta de más de un centenar de puestos para deleite de los asistentes.

Además de sus mercados, Estrasburgo ofrece una amplia variedad de sitios visitables, como la Catedral de ‘Notre-Dame’ y su belén; su oferta gastronómica; el centro histórico, declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO; sus casas con entramados de madera y el barrio de ‘Le petite France’.

Las autocaravanas son siempre bien recibidas en Estrasburgo siendo posible el aparcamiento en cualquier sitio. Además, podremos pasar la noche con todos los servicios necesarios en el Camping Strasbourg.

Obernai, maestros enólogos y cerveceros

A 25 minutos de Estrasburgo emerge la bonita ciudad de Obernai, considerada como uno de los pueblos más bellos de la Alsacia y de Francia, sin olvidar su larga tradición cervecera y enóloga.

Al igual que sus hermanas, Obernai se vuelve especialmente mágica en esta época del año y se postula como otro de los puntos neurálgicos para los aficionados a las festividades navideñas.

Obernai es famoso por su mercado navideño enfocado a la gastronomía típica de la zona.

Dada su pequeña superficie, el mercado navideño de Obernai más importante se sitúa en el centro histórico de la ciudad, es decir, la plaza del mercado. Este mercado será el emplazamiento ideal para adquirir artesanías navideñas de madera, pero, sobre todo, para degustar la gran gastronomía típica de la zona con platos como el foie gras, el chocolate, el queso, el choucroutier y obviamente la cerveza y el vino de la región.

Para alojar nuestra “casita con ruedas” podemos desplazarnos hasta el Camping Le Vallon de l’Ehn o al  Parking des Rempart. Emplazamiento gratuito para pernoctar, muy bien ubicado con respecto al centro de la ciudad y con las comodidades necesarias para disfrutar de la estancia.